viernes, 2 de febrero de 2018

Los eclipses en el mapa de Monte Urbano

Está muy de moda entre los tierraplanistas, como evidencia de la tierra plana, el empleo del mapa de Monte Urbano, un cartógrafo milanés que seguramente utilizó como fuentes los trabajos de los otros grandes cartógrafos del siglo XVI, Gerardo Mercator, Abraham Ortelia o Giovanni Gastoldi. La particularidad del mapa de Monte, además de su tamaño y artística, es que está proyectado desde el Polo Norte. Es decir, una proyección acimutal. El centro del mapa es el Ártico; la deformación se produce en la Antártida. 

El mapa del año 1587 es tan peculiar y preciso que hay quien dice que es imposible que sea auténtico, básicamente por dos razones: por estar dibujado con el Polo Norte en el centro y por la extremada precisión de algunas de las ubicaciones

Pero... Dice Monte Urbano en alguna parte que la tierra sea plana? La respuesta categórica en un "NO" absoluto. De hecho hay un par de detalles en su trabajo que los defensores de la Tierra Plana pasan delicadamente por alto. Estos "detalles" los encontramos en las esquinas superior derecha e inferior izquierda.


En el detalle de la parte inferior, encontramos la descripción de cómo se producen los eclipses de luna. Afirma además que la luna se encuentra a 135.350 millas italianas, que resultan ser 200.854 kilómetros. "la luna e lontana da noi 135.350 miglia italiani" escribió.

Si bien es cierto que se quedó casi a mitad de camino, más de 200.000 km es mucho más de lo que los tierraplanistas del Siglo XXI están dispuestos a aceptar.


También ubica al sol mucho más lejos, más allá de las órbitas de Venus y Mercurio, y afirma que es mayor que la tierra. 

Si bien sería posible afirmar que su dibujo no muestra una tierra esférica sino una tierra plana, el segundo detalle nos explica cómo se producen los eclipses lunares: La tierra bloquea la luz del sol y la luna cae en su sombra. Tal cosa es absolutamente imposible en una tierra plana.

Cometió el error de haber utilizado el sistema geocéntrico ptolomeico, en lugar de colocar al sol en el centro, pero este hecho es irrelevante a la hora de establecer que, evidentemente, Monte Urbano estaba pensando en una proyección equidistante con centro en el polo norte, tal como la conocemos hoy, pero que tenía perfectamente claro, como se sabía desde varios siglos antes, que la tierra es esférica, un planeta.

De hecho, en el propio mapa también pone, en italiano antiguo, que es una representación de una esfera desde el Polo Norte (click sobre la imagen para ampliarla):





2 comentarios:

  1. Hola,
    Muy buen Blog sigue así.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Esto es lo mas infantil que he leido en mi vida, sin fundamentos un desastre.

    ResponderEliminar

Comentarios soeces, insultos, amenazas, etc. Serán rechazados. Tienes libertad para publicar, pero no debes desperdiciarla.

Comentarios anónimos podrán ser publicados pero no serán respondidos.