viernes, 27 de julio de 2018

El sol y algunos cálculos

Por Carlos Valdivieso Paredes

Los terraplanistas no dan o no tienen datos concretos acerca del tamaño y distancias del sol, la tierra y la luna. Argumentan que estos datos no se pueden saber, pero todos están de acuerdo que el sol y la luna están cerca y no a 150 millones de Km y 384 mil Km respectivamente como dice la ciencia.

Sin embargo algunos terraplanistas mencionan algunos números que pasaremos a verificar.

Con respecto al sol (y a la luna también ya que para ellos estos astros son del mismo tamaño) Eric Dubay nos dice en “200 pruebas que la tierra no es una bola que gira” (ver Prueba 123) que el diámetro del sol es de 51 Km. Con este dato podemos calcular la distancia en la que se encuentra el sol sabiendo que el tamaño angular del sol es de 32’ (32 minutos). El cálculo trigonométrico nos dice que el sol de 51 Km de diámetro se encuentra a 5479 Km sobre la tierra plana.


Eratóstenes
Por otro lado, el experimento de Eratóstenes para determinar el radio de la tierra esférica es considerado por los terraplanistas como un experimento que no prueba que la tierra sea esférica, porque también dicho cálculo podría haberse hecho considerando la tierra plana. En efecto, Eratóstenes creyó que la tierra era esférica y que el sol estaba tan lejos que los rayos de luz solar llegaban prácticamente paralelos a la tierra. Vio que en una ciudad a mediodía los rayos solares caían verticalmente mientras que en otra ciudad lo hacía con un ángulo. Tanto en la tierra esférica como en una tierra plana este hecho puede darse. Pero lo más importante ahora son los datos que obtuvo Eratóstenes para que con ellos podamos determinar la distancia del sol a la tierra plana. Eratóstenes consideró a dos ciudades casi en el mismo meridiano, separadas por 830 Km. En una de ellas los rayos del sol caían verticalmente, mientras que en la otra caían con un ángulo de 7.2º. Si trasladando esto a una tierra plana tendremos la siguiente figura:


Podemos ver que ahora la distancia es de 6570 Km a diferencia de los 5479 Km que se realizaron con los datos que nos da Eric Dubay. Una diferencia de casi 1000 Km. En otros casos se considera la distancia alrededor de 5000 Km. El famoso terraplanista Samuel Rowbotham dice que el sol está a 4827 Km; y es de allí que la Sociedad de la Tierra Plana ha obtenido dicho dato.

Ciertos terraplanistas no consideran estas medidas en su concepción de la tierra y del universo, sino su atrevimiento llega mucho más lejos (o más cerca) al considerar la distancia menor a 15 Km; otros no lo mencionan explícitamente, pero con las “pruebas” que proporcionan no es difícil darse cuenta que consideran al sol a similar distancia e incluso algo menos.


Los rayos crepusculares
Una prueba favorita de los terraplanistas es la siguiente foto donde se ve como los rayos del sol divergen al salir de las nubes. Para muchos de ellos esto es una prueba fehaciente que el sol no está a 150 millones de Km porque si no los rayos tendrían que caen paralelamente. El sol esta tan cerca que prácticamente está a la misma altura que las nubes.


Definitivamente a primera impresión podemos creer que el sol esta exactamente atrás de las nubes y envuelto por ellas. Los rayos que salen por las aberturas de las nubes nos demuestran eso. Pero, ¿acaso la perspectiva no nos señala que rayos paralelos que vienen de muy lejos se parecen abrir al llegar al observador? ¿No vemos esto en los rieles de un tren cuando nos paramos sobre ellos? ¿Sera que esto mismo pasara con los rayos solares?



Definitivamente hay dos puntos de vista válidos y la única forma de saber cuál es el correcto es considerando otros factores.

Algo importante a considerar es la altura a la que se encuentran las nubes. En promedio las nubes más altas llegan máximo a los 12 Km de altura. Es aproximadamente la distancia por la que vuela un avión comercial; y a propósito, la siguiente foto tomada desde un avión muestra al sol entre las nubes.


Pero, ¿al considerar la altura del sol a solo 10 o 12 Km de altura acaso no estamos derribando los datos obtenidos por Eratóstenes y también el tamaño del sol? Ciertamente, porque una altura del sol de más de 5000 Km comparado con solo 12 Km nos crearía muchos problemas al tratar de hacer los cálculos. Por un lado la foto de los rayos que salen de las nubes confirman un sol cercano, pero por otro lado un sol tan cercano no se ajustaría a las observaciones de Eratóstenes y otras como a continuación veremos:


El sol a la altura de las nubes
Un sol a solo 12 km de altura tendría que tener de diámetro solo 112 metros. Muy pequeño para la región de la tierra que tiene que iluminar. Si sabemos que el ojo humano es capaz de ver objetos hasta de un tamaño angular de 1’ realizando los cálculos tenemos que tendría que alejarse solo 385 Km para dejar de verlo a simple vista. Ahora, suponiendo que un observador se encuentra en el ecuador e igualmente el sol se encuentra girando sobre este, tenemos que a mediodía el observador verá al sol sobre su cabeza. Pero basta solo 8 minutos y 49 segundos para que el sol se aleje los 385 Km calculados y deje de verse a simple vista. Es decir que a las 12:09 pm el sol se ha hecho tan pequeño que ya no lo vemos más. ¿Es esto lógico? Obviamente que no, por lo tanto DESECHAMOS EL HECHO DE QUE EL SOL ESTA A SOLO 12 KM Y ENTRE LAS NUBES.
¿Pero qué paso con la foto tomada desde un avión hacia abajo viéndose a un sol entre las nubes? Pues en una tierra esférica es fácil de explicar:



Nubes detrás del sol
Los terraplanistas también consideran que el sol está cercano mostrando fotos del sol donde aparentemente entre la cantidad de nubes que hay algunas de ellas se ven “detrás” del sol, evidencia irrefutable de que el sol no está a 150 millones de km


Este efecto es bien conocido por los fotógrafos o los simples observadores cuando delante de cualquier fuente de luz potente ciertos objetos traslucidos o delgados desaparecen. Si nos damos cuenta en estos videos unas mismas nubes tienen áreas más densas que otras y cuando pasan por delante del sol es notorio como las áreas más densas (oscuras) pasan por delante del sol oscureciendo levemente al sol y las partes menos densas desaparecen a tal punto que parece que pasaran por detrás del sol, cuando en realidad se trata de la misma nube. Es notorio este efecto y es además repetible en laboratorio usando una fuente de luz como un foco potente y un poco de algodón. Se observara el mismo fenómeno.

Descartada ya la altura de 12 km y similares volvemos a considerar la altura que se ajusta a los cálculos obtenidos cuando se considera al sol con un diámetro de 51 km: 5479 km de altura. Insistimos en este diámetro ya que es el considerado también por la Sociedad de la Tierra Plana.

En este caso si realizamos el cálculo en la tierra plana que tiene un diámetro aproximado de 40 mil km. Consideramos este diámetro ya que es el más lógico y razonable puesto que un meridiano del polo Norte al polo Sur tiene 20 mil km y la circunferencia de la tierra esférica es de 40 mil km. Las distancias pues no tendrían que ser diferentes de polo a polo en ambos modelos.


La puesta de sol
A las 6pm el sol se ve acercándose al horizonte y ocultándose progresivamente detrás de este hasta desaparecer por completo, pero, en una tierra plana podría suceder esto? Si por perspectiva el sol desaparece entonces lo último que deberíamos ver del sol es un punto del cual no es posible notar como se sumerge en el horizonte, sin embargo el sol de la tarde es del mismo tamaño que el sol del mediodía y del amanecer.

Los terraplanistas argumentan que si el sol mantiene su tamaño es porque la atmosfera crea un efecto Lupa que magnifica el sol y por eso el sol no se ve haciéndose más pequeño conforme se aleja. Este efecto lo veremos más adelante. Lo importante es saber si por perspectiva el sol llegaría al horizonte. Para eso consideramos a un observador en el ecuador y el sol alejándose hasta las 6pm. Ya para esta hora el sol se ha alejado aprox 14142 km del observador (que debería haber visto como el sol se movía en el cielo describiendo una curva cada vez más hacia el noroeste). Ya en este punto, por perspectiva, vemos como el ángulo de elevación del sol ha bajado de 90º al mediodía hasta solamente 21º a las 6pm!!. Es decir, NO TOCA NUNCA EL HORIZONTE, y su tamaño solo se ha reducido las dos terceras partes (algo que no se observa en realidad). Ahora, si siguen pasando las horas el sol seguirá describiendo en el cielo una curva progresivamente hacia el norte y la inclinación seguirá bajando y su tamaño seguirá reduciéndose.


El sol a medianoche
Ahora, calculamos el otro límite que es la medianoche. Es sabido por todos que el sol de noche no se ve, pero según el modelo terraplanista con los datos que tenemos podemos verificar que el sol debería ser claramente visible. De igual manera que hicimos con los cálculos anteriores tomamos la distancia en la que se encuentra el sol a medianoche que es de 20 mil Km. A esa distancia y con la altura siempre la misma es posible calcular el ángulo de elevación con que debería ser visto hacia el norte y el tamaño con respecto al tamaño del mediodía, y obtenemos resultados verdaderamente reveladores: El tamaño del sol solo llega a la medianoche a la cuarta parte de lo que se ve a mediodía, es decir, es más grande que cualquier estrella del firmamento, por lo que DEBERÍA SER POSIBLE VERLO; además el ángulo de elevación es de 15.3º sobre el horizonte, por lo que cualquiera podría levantar un poco su cabeza y ver ese sol exactamente hacia el norte y a las 12 pm, pero esto no es posible en la realidad.




Conclusión
Como hemos visto y está demostrado con sencillos cálculos trigonométricos y la perspectiva, una tierra plana es incompatible con cualquier altura del sol. Algunos fenómenos u observaciones podrían ser explicados considerando una determinada altura del sol, pero son inconsistentes con otras alturas. No podríamos tener un sol demasiado cercano porque la perspectiva haría que viéramos como cambia el tamaño del sol de manera muy abrupta y no podemos tener un sol lejano porque no se podría iluminar una parte de la tierra sin iluminar la otra para que exista el día y la noche. Y justamente eso vamos a ver a continuación:

Cómo ilumina el sol
Hemos sabido desde siempre que mientras en la mitad de la tierra es de día en la otra mitad es de noche y esto es fácil de explicar e imaginar considerando a la tierra como una esfera y la fuente de luz viniendo de una sola dirección, pero en una tierra plana y un sol que SIEMPRE se mueve sobre ella es difícil de imaginar. Veamos en un gráfico:

¿Puede ser posible que una fuente de luz a 360º como el sol ilumine de esta manera?¿Puede la luz llegar hasta cierto punto y de pronto detenerse dejando en oscuridad total a unos cuantos kms mas allá? La única forma que se puede explicar esto es que el sol posee una pantalla con una forma tal que cubra su luz e ilumine un medio círculo: Obviamente esto sería algo descabellado.



El sol a gran altura
Existe una foto del sol a gran altura en donde se puede apreciar que en la superficie de la tierra se forma una fuerte iluminación concentrada que parece estar exactamente debajo del sol. Los terraplanistas manifiestan que es una prueba de como el sol está cerca y su iluminación es local. 


Lo raro de este asunto es que siendo el sol una fuente de luz a 360º uno no se explica cómo su iluminación se concentra en solo una pequeña área debajo como si fuera una linterna apuntando al suelo. SI observamos una foto algo similar pero con mayor definición podemos darnos cuenta que en realidad se trata de un reflejo. 


Un reflejo como este no depende de la distancia del sol sino de la inclinación de los rayos incidentes. Definitivamente el sol en ambas fotos no está encima del reflejo, sino mucho más lejos. Sus rayos llegan inclinados y rebotan hasta la cámara.



¿Disco o esfera?
Algunos terraplanistas consideran al sol como una esfera y otros como un círculo, o sea como un disco con su cara que ilumina hacia abajo. El problema con esta forma circular es que por perspectiva perdería su forma antes y después del mediodía donde su apariencia tendría que ser el de una elipse. En la figura el observador “A” vera el sol sobre su cabeza como un círculo perfecto, pero el observador “B” notará que el sol es una elipse. Esta forma del sol disco está completamente descartada ya que el sol SIEMPRE se ha visto de forma circular a toda hora.


El "efecto lupa"
Se ha extendido por las redes una explicación para el caso de que el sol, que se supone que se aleja, abandone la tan lógica perspectiva y mantenga siempre su tamaño durante todo el día. Esa explicación se llama: Efecto Lupa, el cual dice que la atmósfera contiene agua (humedad atmosférica) en forma de micro gotitas y cada gotita se comporta como una lente convexa, y las lentes convexas magnifican los objetos, entonces las millones de gotitas forman una GRAN LENTE CONVEXA que magnifica el sol haciendo que este no pierda su tamaño mientras se aleja.

Primero hay que entender que una lente convexa tiene un punto focal delante y detrás de esta a unaNECESARIAMENTE el objeto a observar tiene que estar a una distancia MENOR que la distancia focal. Si el objeto está más lejos del foco entonces se verá invertido y MÁS PEQUEÑO!!!
distancia que está en proporción inversa a su poder de magnificación. Es decir, que cuanto más curvo es un lente su poder de magnificación será mayor, pero su foco estará más cerca de este. Ahora, para observar un objeto magnificado

Una pequeña gotita de agua tiene su foco prácticamente dentro de esta y cualquier objeto detrás de ella se verá invertido y de menor tamaño. Es decir, EL EFECTO CONTRARIO DEL QUE PRETENDEN DARLE A LA GOTA DE AGUA Y A LA ATMÓSFERA. Con esto es suficiente 
para descartar ese supuesto Efecto Lupa. 

Los millones de gotitas no producirán ninguna magnificación. Y eso se corrobora fácilmente cuando vemos como los objetos lejanos mantienen su tamaño aparente por perspectiva: Un avión alejándose se hace cada vez más pequeño. Un día de neblina en la mañana no produce que las calles o edificios y demás se vean magnificados. Si tomamos un rociador de agua y rociamos delante de nuestra línea de visión no hará que veamos los objetos lejanos más grandes. Entonces el tan mencionado video donde se pretende hacer un experimento reemplazando la atmósfera con una lámina magnificadora es un fraude desde el inicio. Si se pretende hacer un experimento así, se tiene que reemplazar la atmósfera por gotitas de agua o lentes convexos muy pequeños y de gran poder, o, como lo mencione antes, usando un rociador de agua. Nada de eso se ha hecho.

Sí se hace pequeño
A la par de este extraño, fraudulento e inexistente Efecto Lupa, muchos terraplanistas publicaban videos en los que se ve al sol haciéndose pequeño mientras pasaban las horas. Esto era una prueba “irrefutable” para ellos, sin embargo no podían dejar de aceptar el hecho de que muchas personas manifiestan que el sol se mantiene del mismo tamaño durante todo el día y esto no es un misterio para nadie. Para solucionar esto y darle validez a las dos teorías han dicho que en algunos lugares donde no hay mucha humedad el efecto Lupa no se produce y el sol se va haciendo más pequeño conforme se aleja, mientras que en los lugares más húmedos mantiene su tamaño por el efecto Lupa.
En las siguientes fotos sacadas de este video  podemos ver como el sol se ve más pequeño.


Pero, si se quiere hacer un video o fotografía del sol es necesario usar filtros que nos permitan ver el disco solar que nos indicaría el verdadero tamaño del sol durante el tiempo. Una cámara sin filtro adecuado nos hará ver el resplandor del sol que disminuye cuando este está inclinado con respecto al observador y dará la apariencia de que el sol se hace más pequeño. Está probado (y por la experiencia de cualquiera) que el disco solar se mantiene inalterable durante todo el día en todos los climas y lugares del planeta.

Es evidente la falta de uso de los filtros adecuados para poder ver el disco solar y comprobar efectivamente si el sol se hace o no más pequeño. Mucho más fácil es que cada persona vea el sol en la mañana, a mediodía y al atardecer y saque sus propias conclusiones.


El sol y las estaciones
Es sabido también que el causante de las estaciones es el sol y su posición con respecto a la tierra. En el caso de la tierra esférica ésta está inclinada 23.5º con respecto al plano de su órbita y mantiene su inclinación durante el año mientras orbita alrededor del sol. Esta inclinación hace que en un momento los rayos solares caigan verticalmente entre el trópico de cáncer en el hemisferio norte y el de capricornio en el hemisferio sur formándose las estaciones pues la temperatura cambia con la inclinación de los rayos solares sobre la superficie. A mayor inclinación la temperatura es menor.

Para estos cambios de temperatura solo es necesaria la inclinación terrestre y que esta se mantenga en una misma dirección siempre.



En el caso de la tierra plana se menciona que el sol se mueve alrededor de la tierra plana acercándose y alejándose con respecto al centro (Polo Norte). Es decir, en verano en el hemisferio sur orbita sobre el trópico de capricornio que, dado que está más alejado del centro tiene una circunferencia mayor que el ecuador, y en verano del hemisferio norte orbita sobre el trópico de cáncer que tiene una circunferencia menor por encontrarse más cerca del centro del planeta. Obviamente para mantener las 24 horas que requiere el sol para dar una vuelta alrededor de la tierra diariamente es necesario que cambie también su velocidad: Más rápido cuando orbita en el hemisferio sur y más lento en el hemisferio norte. Estos cambios tienen que ser tan perfectamente precisos que un pequeño cambio en la velocidad alteraría las horas progresivamente. Este complejo mecanismo de precisión no ha sido explicado aun por ningún terraplanista, mientras que una tierra esférica rotando en el vacío sin rozamiento a velocidad constante es más natural y razonable para mantener las exactas 24 horas al día

Por otro lado no se ha evidenciado cambios de velocidad en el sol cuando esta sobre un hemisferio con respecto al otro. Desde el Polo Norte hasta el Polo Sur el sol siempre se verá moverse en el cielo a la misma velocidad.


Los climas
Otro argumento terraplanista contra el modelo de la tierra esférica es que en polo sur las temperaturas son más bajas que en el polo norte. Dicen que si la tierra es esférica y esta inclinada 23.5º y gira alrededor del sol en ambos polos la temperatura debe ser similar. Además mencionan que en las mismas latitudes en ambos hemisferios tendría que haber temperaturas y climas similares. Lo curioso de este hecho es que, por ejemplo el Monte Everest con un clima muy frio e inhabitable está a la misma Latitud que las playas de Florida en EEUU. En Lima Perú el terreno es árido el clima templado y con muy pocas precipitaciones, mientras que a unas horas al este, en los Andes, a mayor altitud pero igual Latitud el clima es frio con intensas lluvias. ¿Podemos determinar el clima de un lugar solo con su Latitud?

Definitivamente NO. Existen muchos factores como la altura, las corrientes oceánicas, la vegetación, obviamente la latitud, etc.


Velocidad del sol
¿Cuántos grados se mueve el sol por hora? Considerando el sol desde el mediodía y mediante un simple gráfico nos damos cuenta que en una Tierra plana el ángulo entre hora y hora va disminuyendo progresivamente y por tanto su velocidad también, algo que en la realidad NO SE VE. La realidad que observamos es que la velocidad del sol prácticamente es la misma durante todo el día (Y digo “prácticamente” porque si existe una pequeña diferencia)

Hago notar que el gráfico mostrado esta hecho a escala. Desde las 12pm a las 6pm hay 14142 km considerando que el observador está en un punto en el ecuador y de igual manera el sol está orbitando sobre este. Debido a que el recorrido del sol terraplano es circular las distancias entre hora y hora no son las mismas (click en la imagen para ampliarla)








En el caso de la tierra esférica es lógica y razonable la explicación que se ajusta exactamente a la realidad:


Por cada hora el sol se mueve aproximadamente 15 º hacia el horizonte Oeste.

Debido a la Refracción Atmosférica los objetos en el cielo que tienen cierta inclinación con respecto a la horizontal se ven más arriba de lo que en realidad deberían estar. Es decir, si a una estrella está realmente a 45º sobre el horizonte, por la refracción atmosférica la veremos a 47º (por así decirlo) De igual manera si vemos al sol que empieza a ocultarse estaremos seguros de que si no existiera la atmósfera ya hace varios minutos que estaría oculto. Esto también produce que ciudades o islas o faros que por los cálculos de curvatura no deberían ser vistos por estar por detrás de la curvatura se ven semisumergidos a nuestra vista.
El sol en la Antártida
Los terraplanistas aseguran que la Antártida es un anillo de hielo que está fuertemente resguardado por militares para que cualquiera no pueda pasar y ”descubrir la verdad”…¿Cuál verdad? Pues que la Elite nos mintió al decirnos que la Antártida es un continente y que el Polo Sur existe como un punto similar al polo norte.

Algo que mencionan los terraplanistas ciertamente es que cuando es verano en el hemisferio norte el anillo antártico tiene algunos meses de noche las 24 horas, pero jamás han mencionado (por obvias razones) que en la Antártida hay también luz solar las 24 horas durante el verano en el hemisferio Sur. Existen videos donde es posible ver como el sol da un giro de 360º en la Antártida tan igual como sucede en el Polo Norte


¿Cómo sería el día en la Antártida? Pues siguiendo el modelo terraplanista el sol vendría del noreste, se haría cada vez más grande hasta las 12pm donde se vería en dirección Norte y luego progresivamente se alejaría por el noroeste hasta desaparecer por perspectiva.


¿Sucede esto en realidad? Los terraplanistas dicen que hay militares y no dejan pasar a nadie para que no conozcamos la verdad. Lo cierto es que ellos dicen esto para que los videos que muestran la verdad sean considerados fraudulentos ya que “supuestamente nadie puede estar allí ni filmar” De igual manera han hecho con el Espacio: “Nadie puede ni ha ido jamás al espacio, por tanto todas las fotos desde el espacio son fraudulentas”. Misma estrategia para ocultar la verdad. Lo cierto que cualquier persona con el suficiente dinero puede ir a la Antártida.

Pero, ¿Cómo podría haber noches de varios días en la Antártida si en una tierra plana el sol siempre está sobre ella a 5478 km de altura? A los cálculos, perspectiva y razón me remito


Cuando en el hemisferio norte es verano el sol terraplano puede llegar a estar 2613 km más al norte justo sobre el trópico de cáncer. Se supone que a esta distancia la luz del sol no llega al anillo Antártico por perspectiva.

En el gráfico se ve que a mediodía un observador puede ver el sol terraplano con un ángulo de elevación de 23.5º y un tamaño igual al 42% del tamaño que supuestamente se ve al mediodía en el ecuador. Es decir, con esto desechamos completamente la falsa afirmación que el sol en la Antártida no se ve cuando en el hemisferio Norte es Verano.
¿Por qué flota el sol?
Es sabido en el modelo terraplanista que las cosas caen no por su peso, sino por su mayor densidad que el medio en la que están sumergidos (densidad = masa/volumen). Como el objeto tiene el mismo volumen que el aire que desaloja (o sea que el objeto y el aire tendrían igual volumen) entonces todo se resume a quien tiene mayor masa. Es el caso del sol terraplanista que vuela sobre la tierra sin caerse. Debemos entender que el sol posee la misma densidad que el aire o es que existe otro fenómeno.

No hay mucha claridad en cuanto a esto en la comunidad terraplanista y no se habla de esto frecuentemente. Gran parte de los que participan de los grupos terraplanistas mencionan que el sol y la luna levitan por electromagnetismo. Algo similar a cuando un imán se acerca a otro con la misma polaridad logrando una fuerza que se rechaza. La tierra supuestamente es como un imán fijo y el sol es otro imán que “flota” porque los campos magnéticos son del mismo signo. Lo curioso es que ese poderoso campo electromagnético no es posible de detectar cuando el sol pasa ni altera el campo magnético terrestre. Las brújulas no se ven afectadas por el paso del sol o de la luna. Al parecer toda esta explicación es solo especulaciones.

Terminado hasta aquí la explicación y mostradas las pruebas podemos concluir rotundamente que el sol terraplanista es inconsistente con la realidad; los cálculos contradicen radicalmente las observaciones, mientras que el sol en una tierra esférica se ajustan completamente a lo observado:
  • Un sol ocultándose tras el horizonte encaja en una tierra esférica que al rotar la oculta tras la curvatura.
  • Un sol que mantiene su tamaño durante el día encaja perfectamente en un modelo donde el sol se encuentra a millones de kms de distancia.
  • Un planeta donde la mitad esta de día mientras la otra de noche concuerda con una esfera iluminada desde una única fuente.
  • Un sol que se mueve a una misma velocidad y en línea recta encaja perfectamente en una tierra esférica que gira a velocidad constante
  • Unos rayos divergentes de luz al atardecer concuerdan con la perspectiva de por ejemplo las vías de tren.
Todo esto necesita una explicación sencilla y razonable, mientras que para encajar las observaciones en una tierra plana se han inventado decenas de teorías que encajan en algunos fenómenos pero que se contradicen cuando tratan de explicar otros.

Una persona normal usa en su vida diaria el método científico para descubrir y entender las situaciones que observa. Si se da cuenta que una explicación que sirve para un fenómeno es inconsistente para con otro, entonces desecha dicha teoría y busca alguna que encaje perfectamente con ambas observaciones.

Después de esto (nada complicado ni misterioso) se debe rechazar desde todo punto de vista el que el sol este sobre una tierra plana y se debe empezar a considerar la posibilidad de que la tierra sea esférica y constatar que otros fenómenos funcionen en esta. Si persistimos en rechazar esta posibilidad, entonces no estamos haciendo ciencia; es solo fanatismo irracional.


miércoles, 11 de julio de 2018

Astronomía Zetética (S. Rowbotham) Capítulo XIV - Grados de longitud

Capítulo XIV: Examen de las llamadas "pruebas" de la esfericidad terrestre

Grados de longitud
Otro argumento para la forma globular de la tierra es el siguiente: 
Los grados de longitud, que irradian desde el norte, aumentan gradualmente de medida a medida que se aproximan al ecuador; más allá del cual vuelven a converger, y disminuyen gradualmente en extensión hacia el sur.
A esto se responde que nunca se ha realizado una medición real, directa o trigonométrica de un grado de longitud al sur del ecuador: por lo tanto, no existe evidencia geodésica de que los grados sean menores o mayores. El siguiente es el verdadero estado de la pregunta:
Si la Tierra es un globo terráqueo, es cierto que los grados de longitud son menores en ambos lados del ecuador que en él. Si los grados de longitud son menos allá, o al sur del ecuador, que sobre él, entonces es igualmente cierto que la tierra sí lo está. globular; y la única forma de decidir el asunto, y colocarlo más allá de toda duda, es medir realmente una distancia, al sur del ecuador, en ángulo recto con un meridiano dado, con varillas o cadenas no expansivas, como las que se usan por los topógrafos de artillería inglesa, y entre dos puntos donde el sol está vertical en un intervalo de cuatro minutos de tiempo solar. 
O, en otras palabras, como un grado es la 360ª parte del camino completo del sol sobre la tierra, también lo es el período de cuatro minutos una 360ª parte de las veinticuatro horas que el sol requiere para completar su curso: por lo tanto, cualquier espacio en la tierra que se encuentre entre dos puntos cualquiera, donde el sol está en el meridiano a las doce en punto y a las cuatro y doce minutos, tendrá un grado de longitud. Si conocemos la distancia próxima entre dos lugares cualesquiera, en el sur, en o cerca de la misma latitud, y tenemos la diferencia de tiempo solar en estos dos lugares, podemos calcular, en consecuencia, la longitud de un grado de longitud en esa latitud . Dichos elementos tenemos del mapa, recientemente publicado, de Nueva Zelanda, en el "Manual de Australia, Almanaque, y Remitentes y Directorio de Importadores, para el año 1872". Se dice que la distancia (ruta de correo) entre Sydney y Nelson es de 1400 millas (medida del mar), lo que equivale a 1633 millas terrestres. Desde esta distancia, es apropiado deducir completamente 50 millas por la distancia al rodear Cape Farewell y navegar hasta Tasman Bay, a la cabeza de la cual se encuentra Nelson. Pero si consideramos 83 millas, que es más que suficiente, tenemos la distancia en línea recta, desde el meridiano de Sydney hasta el meridiano de Nelson, como 1550 millas terrestres. Los dos lugares están casi en la misma latitud, y la diferencia en longitud es 22° 2' 14". Todo el asunto ahora se convierte en una mera pregunta aritmética: si 22° 2'14 "dan 1550 millas terrestres, ¿qué dará 360°? La respuesta es 25,182 millas. Por lo tanto, una parte 360 ​​de esta distancia es un grado ; y la duración de tal grado es casi 20 millas. Pero sobre un globo terráqueo, como los astrónomos modernos afirman la tierra para ser, la longitud de un grado en la latitud de Sydney sería 49.74 millas náuticas, o 58 millas terrestres. Por lo tanto, encontramos que la longitud real de un grado de longitud en la latitud de Sydney es casi 12 millas más larga de lo que podría ser si la tierra es un globo de 25,000 millas de circunferencia ecuatorial o máxima; y la distancia alrededor de la tierra, en esa latitud, es de 25.182 millas terrestres, en lugar de 20.920, la diferencia entre la teoría y los hechos es de 4262 millas.

Si, ahora, tomamos, desde el mismo mapa, la distancia entre Melbourne y Bluff Harbour, South New Zealand -1400 náuticas, o 1633 millas terrestres- y tomamos la diferencia de longitud entre los dos lugares, más unas 50 millas estatutarias para la dirección angular o diagonal de la ruta a Bluff Harbor, encontramos los grados de longitud completamente 70 millas terrestres; mientras que, en la latitud promedio de los dos lugares, a saber, 42° S., los grados, si la tierra es un globo, serían menos de 54 millas terrestres; mostrando así que en el sur, donde la longitud de un grado de longitud debería ser 54 millas, es realmente 70 millas, o 16 millas más largas de lo que sería posible según la teoría de la rotundidad de la tierra.

De los dos casos anteriores también encontramos que los grados de longitud en la latitud de Bluff Harbor, en el punto sur de Nueva Zelanda, son algo más largos que los grados entre Sydney y Nelson, donde deberían estar, si la tierra es globular: varias millas menos; y también que, de acuerdo con la misma doctrina, hay un exceso de 7466 millas terrestres en toda la circunferencia.

La siguiente tabla de longitudes en diferentes latitudes será útil para permitir al lector hacer cálculos; para el mismo:


Que los cálculos anteriores son aproximadamente correctos, se corrobora con los resultados obtenidos del dato proporcionado por Atlantic Cable entre Valencia y Terranova. En el Capítulo IV. de este trabajo se muestra que, siendo la tierra un plano, la circunferencia en la latitud de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, debe ser de 23,400 millas terrestres. Ahora, la latitud de Ciudad del Cabo es 34°, de Sydney 33½°, y de la entrada a Tasman Bay, yendo a Nelson, aproximadamente 40°. Si tomamos la latitud promedio de la ruta de correo de vapor entre Sydney y Nelson, encontramos que la distancia alrededor de la tierra en tal latitud es de 24,776 millas; y, en la latitud media o media entre Melbourne y Bluff Harbour, aún más al sur, 25.200. El acuerdo aproximado entre estos resultados de cálculo, desde líneas de base dadas al norte y al sur del ecuador, es perfectamente consistente con el hecho de que la tierra es un plano.

Los siguientes diagramas, Figs. 90 y 91, mostrarán la diferencia, en lo que respecta a los grados de longitud, entre la teoría y la realidad debería ser aproximadamente 17,600 millas estatuto; pero se ha determinado prácticamente que la distancia circular, como se muestra mediante la línea punteada N, Z, en la Fig. 91, P es el centro polar, es 25,200 millas estatutarias, una diferencia entre los hechos y la teoría de 7600 millas terrestres.

Fig. 90                                                              Fig. 91
Los cálculos anteriores son, como ya se indicó, solo aproximados; pero como se han hecho concesiones liberales a las irregularidades de ruta, etc., son lo suficientemente precisas para demostrar que los grados de longitud, a medida que avanzamos hacia el sur, no disminuyen, como lo harían en un globo terráqueo, sino que se amplían o aumentan, como deben hacerlo si la tierra es un plano; o, en otras palabras, el punto más lejano, o la mayor latitud sur, debe tener la mayor circunferencia y grados de longitud. Pero la medición real - en Australia, u otras tierras del sur, del espacio contenido entre dos puntos al este y al oeste de cada uno, donde la diferencia en el tiempo solar es de cuatro minutos, puede por sí solo poner este asunto fuera de discusión. El día seguramente no está muy distante cuando el mundo científico se encargará de resolver esta cuestión mediante operaciones geodésicas adecuadas;

(...)

La conclusión es de necesidad: nos impone la suma de la evidencia recopilada de que los grados de longitud en cualquier latitud sur dada son mayores que los grados en cualquier latitud más cercana al centro norte; probando así el hecho ya suficientemente demostrado de que la tierra es un plano, que tiene un centro norte, en relación con qué grados de latitud son concéntricos, y de qué grados de longitud son líneas divergentes, aumentando continuamente en su distancia el uno del otro como se prolongan hacia la gran circunferencia meridional glacial.


Comencemos por señalar que un grado de latitud corresponde a 60 millas náuticas o, expresado en kilómetros: 83,11 km.

Tenemos entonces que considerando la latitud de Sydney (33.8 sur) tenemos 123.8 grados respecto del Polo Norte (o el centro de la tierra plana). El radio de la circunferencia correspondiente lo obtendremos haciendo una simple multiplicación: 123,8 x 83,11= 10289,2 km. Aplicando la fórmula correspondiente para hallar la circunferencia de un círculo con ese radio, 2πr, tenemos que el resultado ese es nada menos que 55.062 km, por lo que, considerando que la diferencia de longitud entre Sydney (Australia)  y Nelson (N.Zelanda) es de 22,2 grados, la distancia entre Sydney y el meridiano de Nelson debería ser de casi 3,393 km, o 3.060 millas terrestres, casi el doble de lo que Rowbotham afirma que hay (1.550 millas o 1.719 km). Ese valor es absolutamente imposible en una tierra plana.


Por otra parte, según él mismo reconoce, no disponía de mediciones reales de las distancias que manejaba y todos sus cálculos son aproximaciones. Utilizaba cálculos en base a las rutas de los barcos de la época, que lógicamente, no hacían sus travesías en línea recta. Sin embargo para la distancia entre Melbourne y Nelson, consigna una distancia de 1.400 millas náuticas equivalentes a 2593 km; esta distancia es una muy buena aproximación a la distancia real para una ruta náutica como podemos ver en la siguiente imagen, por lo que sorprende que no comprendiera el error que estaba cometiendo.


El caso es que la verdadera distancia entre Sydney y el meridiano que cruza Nelson es de 1267 millas terrestres y no de 1633 como afirma.

https://www.tutiempo.net/calcular-distancias.html

Con estos valores, si dividimos 1.267,65 por los 22,2 grados de diferencia, obtenemos que cada grado debería tener una separación de 57,1 millas terrestres, prácticamente la misma que señala Rowbotham como la medida que se consideraba acertada en aquélla época (57 millas, según escribió). Si utilizáramos el mismo método que empleara él, o sea dividir esa distancia por los 22,2 grados de longitud de separación que hay entre ellos y multiplicando el valor resultante por 360 grados, obtendríamos un valor para la circunferencia en la latitud de Sydney de poco más de 33.000 km, muy por debajo de los 40.075 km que mide el ecuador.

Y esto, amigos, solo es posible en una tierra esférica.