miércoles, 11 de julio de 2018

Astronomía Zetética (S. Rowbotham) Capítulo XIV - Grados de longitud

Capítulo XIV: Examen de las llamadas "pruebas" de la esfericidad terrestre

Grados de longitud
Otro argumento para la forma globular de la tierra es el siguiente: 
Los grados de longitud, que irradian desde el norte, aumentan gradualmente de medida a medida que se aproximan al ecuador; más allá del cual vuelven a converger, y disminuyen gradualmente en extensión hacia el sur.
A esto se responde que nunca se ha realizado una medición real, directa o trigonométrica de un grado de longitud al sur del ecuador: por lo tanto, no existe evidencia geodésica de que los grados sean menores o mayores. El siguiente es el verdadero estado de la pregunta:
Si la Tierra es un globo terráqueo, es cierto que los grados de longitud son menores en ambos lados del ecuador que en él. Si los grados de longitud son menos allá, o al sur del ecuador, que sobre él, entonces es igualmente cierto que la tierra sí lo está. globular; y la única forma de decidir el asunto, y colocarlo más allá de toda duda, es medir realmente una distancia, al sur del ecuador, en ángulo recto con un meridiano dado, con varillas o cadenas no expansivas, como las que se usan por los topógrafos de artillería inglesa, y entre dos puntos donde el sol está vertical en un intervalo de cuatro minutos de tiempo solar. 
O, en otras palabras, como un grado es la 360ª parte del camino completo del sol sobre la tierra, también lo es el período de cuatro minutos una 360ª parte de las veinticuatro horas que el sol requiere para completar su curso: por lo tanto, cualquier espacio en la tierra que se encuentre entre dos puntos cualquiera, donde el sol está en el meridiano a las doce en punto y a las cuatro y doce minutos, tendrá un grado de longitud. Si conocemos la distancia próxima entre dos lugares cualesquiera, en el sur, en o cerca de la misma latitud, y tenemos la diferencia de tiempo solar en estos dos lugares, podemos calcular, en consecuencia, la longitud de un grado de longitud en esa latitud . Dichos elementos tenemos del mapa, recientemente publicado, de Nueva Zelanda, en el "Manual de Australia, Almanaque, y Remitentes y Directorio de Importadores, para el año 1872". Se dice que la distancia (ruta de correo) entre Sydney y Nelson es de 1400 millas (medida del mar), lo que equivale a 1633 millas terrestres. Desde esta distancia, es apropiado deducir completamente 50 millas por la distancia al rodear Cape Farewell y navegar hasta Tasman Bay, a la cabeza de la cual se encuentra Nelson. Pero si consideramos 83 millas, que es más que suficiente, tenemos la distancia en línea recta, desde el meridiano de Sydney hasta el meridiano de Nelson, como 1550 millas terrestres. Los dos lugares están casi en la misma latitud, y la diferencia en longitud es 22° 2' 14". Todo el asunto ahora se convierte en una mera pregunta aritmética: si 22° 2'14 "dan 1550 millas terrestres, ¿qué dará 360°? La respuesta es 25,182 millas. Por lo tanto, una parte 360 ​​de esta distancia es un grado ; y la duración de tal grado es casi 20 millas. Pero sobre un globo terráqueo, como los astrónomos modernos afirman la tierra para ser, la longitud de un grado en la latitud de Sydney sería 49.74 millas náuticas, o 58 millas terrestres. Por lo tanto, encontramos que la longitud real de un grado de longitud en la latitud de Sydney es casi 12 millas más larga de lo que podría ser si la tierra es un globo de 25,000 millas de circunferencia ecuatorial o máxima; y la distancia alrededor de la tierra, en esa latitud, es de 25.182 millas terrestres, en lugar de 20.920, la diferencia entre la teoría y los hechos es de 4262 millas.

Si, ahora, tomamos, desde el mismo mapa, la distancia entre Melbourne y Bluff Harbour, South New Zealand -1400 náuticas, o 1633 millas terrestres- y tomamos la diferencia de longitud entre los dos lugares, más unas 50 millas estatutarias para la dirección angular o diagonal de la ruta a Bluff Harbor, encontramos los grados de longitud completamente 70 millas terrestres; mientras que, en la latitud promedio de los dos lugares, a saber, 42° S., los grados, si la tierra es un globo, serían menos de 54 millas terrestres; mostrando así que en el sur, donde la longitud de un grado de longitud debería ser 54 millas, es realmente 70 millas, o 16 millas más largas de lo que sería posible según la teoría de la rotundidad de la tierra.

De los dos casos anteriores también encontramos que los grados de longitud en la latitud de Bluff Harbor, en el punto sur de Nueva Zelanda, son algo más largos que los grados entre Sydney y Nelson, donde deberían estar, si la tierra es globular: varias millas menos; y también que, de acuerdo con la misma doctrina, hay un exceso de 7466 millas terrestres en toda la circunferencia.

La siguiente tabla de longitudes en diferentes latitudes será útil para permitir al lector hacer cálculos; para el mismo:


Que los cálculos anteriores son aproximadamente correctos, se corrobora con los resultados obtenidos del dato proporcionado por Atlantic Cable entre Valencia y Terranova. En el Capítulo IV. de este trabajo se muestra que, siendo la tierra un plano, la circunferencia en la latitud de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, debe ser de 23,400 millas terrestres. Ahora, la latitud de Ciudad del Cabo es 34°, de Sydney 33½°, y de la entrada a Tasman Bay, yendo a Nelson, aproximadamente 40°. Si tomamos la latitud promedio de la ruta de correo de vapor entre Sydney y Nelson, encontramos que la distancia alrededor de la tierra en tal latitud es de 24,776 millas; y, en la latitud media o media entre Melbourne y Bluff Harbour, aún más al sur, 25.200. El acuerdo aproximado entre estos resultados de cálculo, desde líneas de base dadas al norte y al sur del ecuador, es perfectamente consistente con el hecho de que la tierra es un plano.

Los siguientes diagramas, Figs. 90 y 91, mostrarán la diferencia, en lo que respecta a los grados de longitud, entre la teoría y la realidad debería ser aproximadamente 17,600 millas estatuto; pero se ha determinado prácticamente que la distancia circular, como se muestra mediante la línea punteada N, Z, en la Fig. 91, P es el centro polar, es 25,200 millas estatutarias, una diferencia entre los hechos y la teoría de 7600 millas terrestres.

Fig. 90                                                              Fig. 91
Los cálculos anteriores son, como ya se indicó, solo aproximados; pero como se han hecho concesiones liberales a las irregularidades de ruta, etc., son lo suficientemente precisas para demostrar que los grados de longitud, a medida que avanzamos hacia el sur, no disminuyen, como lo harían en un globo terráqueo, sino que se amplían o aumentan, como deben hacerlo si la tierra es un plano; o, en otras palabras, el punto más lejano, o la mayor latitud sur, debe tener la mayor circunferencia y grados de longitud. Pero la medición real - en Australia, u otras tierras del sur, del espacio contenido entre dos puntos al este y al oeste de cada uno, donde la diferencia en el tiempo solar es de cuatro minutos, puede por sí solo poner este asunto fuera de discusión. El día seguramente no está muy distante cuando el mundo científico se encargará de resolver esta cuestión mediante operaciones geodésicas adecuadas;

(...)

La conclusión es de necesidad: nos impone la suma de la evidencia recopilada de que los grados de longitud en cualquier latitud sur dada son mayores que los grados en cualquier latitud más cercana al centro norte; probando así el hecho ya suficientemente demostrado de que la tierra es un plano, que tiene un centro norte, en relación con qué grados de latitud son concéntricos, y de qué grados de longitud son líneas divergentes, aumentando continuamente en su distancia el uno del otro como se prolongan hacia la gran circunferencia meridional glacial.


Comencemos por señalar que un grado de latitud corresponde a 60 millas náuticas o, expresado en kilómetros: 83,11 km.

Tenemos entonces que considerando la latitud de Sydney (33.8 sur) tenemos 123.8 grados respecto del Polo Norte (o el centro de la tierra plana). El radio de la circunferencia correspondiente lo obtendremos haciendo una simple multiplicación: 123,8 x 83,11= 10289,2 km. Aplicando la fórmula correspondiente para hallar la circunferencia de un círculo con ese radio, 2πr, tenemos que el resultado ese es nada menos que 55.062 km, por lo que, considerando que la diferencia de longitud entre Sydney (Australia)  y Nelson (N.Zelanda) es de 22,2 grados, la distancia entre Sydney y el meridiano de Nelson debería ser de casi 3,393 km, o 3.060 millas terrestres, casi el doble de lo que Rowbotham afirma que hay (1.550 millas o 1.719 km). Ese valor es absolutamente imposible en una tierra plana.


Por otra parte, según él mismo reconoce, no disponía de mediciones reales de las distancias que manejaba y todos sus cálculos son aproximaciones. Utilizaba cálculos en base a las rutas de los barcos de la época, que lógicamente, no hacían sus travesías en línea recta. Sin embargo para la distancia entre Melbourne y Nelson, consigna una distancia de 1.400 millas náuticas equivalentes a 2593 km; esta distancia es una muy buena aproximación a la distancia real para una ruta náutica como podemos ver en la siguiente imagen, por lo que sorprende que no comprendiera el error que estaba cometiendo.


El caso es que la verdadera distancia entre Sydney y el meridiano que cruza Nelson es de 1267 millas terrestres y no de 1633 como afirma.

https://www.tutiempo.net/calcular-distancias.html

Con estos valores, si dividimos 1.267,65 por los 22,2 grados de diferencia, obtenemos que cada grado debería tener una separación de 57,1 millas terrestres, prácticamente la misma que señala Rowbotham como la medida que se consideraba acertada en aquélla época (57 millas, según escribió). Si utilizáramos el mismo método que empleara él, o sea dividir esa distancia por los 22,2 grados de longitud de separación que hay entre ellos y multiplicando el valor resultante por 360 grados, obtendríamos un valor para la circunferencia en la latitud de Sydney de poco más de 33.000 km, muy por debajo de los 40.075 km que mide el ecuador.

Y esto, amigos, solo es posible en una tierra esférica. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios soeces, insultos, amenazas, etc. Serán rechazados. Tienes libertad para publicar, pero no debes desperdiciarla.

Comentarios anónimos podrán ser publicados pero no serán respondidos.