viernes, 7 de octubre de 2016

Refutaciones 49 a 52 a las "200 Pruebas de que la tierra no es una esfera que gira"

Prueba 49 Si la Tierra fuera una bola giratoria calentada por un Sol a 93 millones de millas o 150 millones de kilómetros de distancia, sería imposible tener simultáneamente veranos sofocantes en África, mientras que a sólo unos pocos miles de millas de distancia escalofriantes inviernos congelados en el Ártico y en la Antártida, que experimentan poco o ningún calor del sol en absoluto. Si el calor del Sol viajó 93 millones de millas hasta el desierto del Sahara, es absurdo afirmar que otras 4.000 millas (0,00004% de la supuesta distancia al sol) agregadas para alcanzar a la Antártida pudieran producir diferencias de temperatura tan drásticas. 

Prueba 50 - Si la Tierra fuera realmente un globo, las regiones polares del Ártico y la Antártidas regiones y las zonas de latitud comparable del Norte y del Sur del ecuador deben compartir las condiciones y características similares, tales como temperaturas comparables, cambios estacionales, la duración de la luz del día y la vida animal y vegetal. Sin embargo, las regiones árticas y antárticas y las zonas de latitud comparable Norte/Sur respecto del ecuador en muchos aspectos son muy diferentes y a veces totalmente incompatibles con el modelo esférico y totalmente coherente con el modelo plano. 

Prueba 51 - La Antártida es, con mucho, el lugar más frío de la Tierra con una temperatura anual promedio de aproximadamente -57º Fahrenheit (-50º Celsius), y un mínimo histórico de -135,8ºF (-93ºC)! La temperatura media anual en el Polo Norte, sin embargo, es de unos relativamente cálidos 4ºF (-15ºC). A lo largo del año, la temperatura en la Antártida varía menos de la mitad de lo que lo hace en las latitudes árticas comparables. La región ártica disfruta de veranos moderadamente cálidos e inviernos manejables, mientras que la antártica nunca se calienta lo suficiente como para derretir la nieve y el hielo perpetuos. En una tierra esférica, girando uniformemente alrededor del Sol, las temperaturas y las estaciones árticas y antárticas no deberían variar tanto. 

Prueba 52 -  Islandia, a 65 grados de latitud norte, es el hogar de 870 especies de plantas nativas y abundante y variada vida animal. Compárese esto con las islas Georgias del Sur a tan sólo 54 grados de latitud sur, donde sólo hay 18 especies de plantas nativas y la vida animal es casi inexistente. La misma latitud que Canadá o Inglaterra en el norte, donde los bosques densos de distintas clases de árboles altos abundan, el capitán Cook escribió respecto de las Georgias que no pudo encontrar un solo arbusto lo suficientemente grande como para fabricar un palillo de dientes! Cook escribió, 
"No hay un solo árbol a la vista. Las tierras que se encuentran al sur están condenadas por la naturaleza a la rigidez perpetua, a no sentir jamás el calor de los rayos del sol; cuyo aspecto horrible y salvaje no tengo palabras para describir. Incluso la vida marina es escasa en cesta vasta extensión, y las aves marinas rara vez se observan volando sobre residuos solitarios. Los contrastes entre los límites de la vida orgánica en el Ártico y las zonas antárticas es muy notable y significativo ". 



Refutaciones:
Nadie dice que las diferentes temperaturas de la tierra se deban a diferentes distancias al sol. Estas diferencias son, en efecto insignificante. La realización de un experimento simple le mostrará cómo funciona:

La Prueba 49 parte de una supuesto falso: que la temperatura depende exclusivamente de la distancia al sol. Si tal cosa fuera cierta, durante el perihelio, cuando la tierra está 5 millones de kilómetros más cerca del sol (el equivalente casi a 400 veces del diámetro terrestre!), las condiciones térmicas serían diferentes a las presentes durante el afelio, el momento en que la tierra se encuentra más alejada del mismo. 

Un sencillo experimento sería mantener la mano perpendicular a una fuente de calor. La cantidad de calor recibida será mayor que la recibida si, manteniendo la mano a la misma distancia, la inclinara unos 64º (equivalentes al desplazamiento angular entre Johannesburgo y el polo sur). Sentirá inmediatamente que recibe menos calor. Esto nos dice que la radiación térmica sobre un área determinada depende del ángulo de impacto, que de hecho es la razón principal para diferentes temperaturas en diferentes latitudes del planeta. 

Por cierto, incluso Johannesburgo nunca se expone a 90° y la exposición de cualquiera de los polos está siempre entre 23,5° y llega a 0° (no recibe radiación solar en absoluto) durante aproximadamente medio año. Ello explica por qué son tan frías las regiones polares.

Por otra parte, las Pruebas 50 y 51 giran en torno a la idea de que ambas regiones -ártica y antártica- son comparables. Nada más alejado de la realidad. Una vez más, Dubay evidencia una total ignorancia de aspectos básicos, aunque sí comparten ciertos rasgos... 
  • Son lugares muy fríos. 
  • También son los lugares más fríos en sus respectivos hemisferios. 
  • Los dos tienen la vida vegetal y animal que se ha adaptado a condiciones muy frías. 
  • comparten los mismos patrones dominantes de los vientos llamados "polares del este" 
  • La aurora polar puede observarse en ambas regiones, (conocidas como "aurora boreal" en el hemisferio norte y "aurora austral" en el sur) 
Se podría continuar buscando rasgos comunes pero ello no significa que compartan condiciones similares. Hay importantes diferencias. La más evidente es que la región polar norte es considerablemente más cálida que la otra en el sur. Por qué?

La diferencia más obvia entre ambas regiones es que en una de ellas predomina la tierra firme, mientras que la otra lo hace el agua. Lo que se calienta más rápido cuando se saca de luz sobre ella, un océano o de la tierra.

La Antártida es un continente rodeado por océanos, a diferencia del ártico, que es, en esencia, un océano rodeado por continentes, con agua líquida bajo su capa de hielo, 

El agua absorbe el 95% de las radiación solar que incide y refleja tan solo un 5%. Por su parte, la tierra refleja hasta un 35% de las radiaciones. Es decir, los océanos absorben más calor que los continentes y así, es más difícil alcanzar temperaturas bajas. Además, al encontrarse sobre un continente y a 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar, la superficie de hielo que se forma en el Polo Sur es casi ocho veces más grande que en el Norte, por lo tanto refleja más rayos de sol y disminuye la temperatura. Para rematar, en el invierno austral, el Océano Glacial Antártico se hiela casi en su totalidad, duplicando el tamaño de la Antártida, y reflejando el 80% de la radiación que llega.

En la Prueba 52 se compara a Islandia con las Georgias del Sur. Como en el caso anterior, hay profundas diferencias entre ambos sitios.
  • Georgia del Sur tiene una superficie de 3.500 km², mientras que Islandia cubre 103.000 km² 
  • Como se ha señalado respecto de la Prueba 50, el hemisferio norte en general, es más cálido que el sur. 
  • Islandia está influenciado por la corriente cálida del Golfo, mientras que las aguas de las Georgias del Sur están dominadas por la corriente fría Circumpolar Antártica que provoca vientos más intensos y fríos. 
  • Las Georgias del Sur se encuentran a 2.000 km de tierra firme del continente, Islandia está a la mitad de esa distancia, por lo que no hay ninguna razón para esperar que la vida silvestre en ambos lugares pudiera ser comparable 
En conclusión, las regiones árticas y antárticas tienen muchas diferencias que imposibilita compararlas en la manera que pretende hacerlo Dubay, Una vez más, demuestra un profundo desconocimiento de los fenómenos físicos más elementales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios soeces, insultos, amenazas, etc. Serán rechazados. Tienes libertad para publicar, pero no debes desperdiciarla.

Comentarios anónimos podrán ser publicados pero no serán respondidos.