miércoles, 12 de octubre de 2016

Refutaciones 67 a 71 a las "200 Pruebas de que la tierra no es una esfera que gira"

Prueba 67 - La distancia a través del Mar de Irlanda del puerto Douglas de la Isla de Man a la cima del Gran Orme en Gales del Norte es de 60 millas. Si la Tierra es un globo, entonces la superficie del agua entre ellos formaría un arco de 60 millas, el centro se elevaría 1.944 pies más alto que las costas en ambos extremos. Es bien conocido y fácilmente verificable, sin embargo, que en un día claro, desde una modesta altitud de 100 pies, la cabeza del gran Orm es visible desde el puerto de Douglas. Esto sería completamente imposible en un globo de 25.000 millas. Suponiendo que la altitud de 100 pies hace que el horizonte aparezca aproximadamente 13 millas de distancia, las 47 millas restantes significa que la costa galesa todavía debería caer un imposible 1.472 pies por debajo de la línea de visión!

Prueba 68 - El horizonte de Filadelfia es claramente visible desde Apple Pie Hill en New Jersey Pine Barrens a 40 millas (64 km) de distancia. Si la Tierra fuera una esfera de 25.000 millas de circunferencia, teniendo en cuenta la elevación de 205 pies (62 m) de Apple Pie Hill, el horizonte de Filadelfia debería permanecer oculto más allá de los 335 pies (102 m) de curvatura.

Prueba 69 - El horizonte de la ciudad de Nueva York es claramente visible desde de Harriman State Park Bear Mountain a 60 millas (96 km) de distancia. Si la Tierra fuera una esfera de 25.000 millas de circunferencia, la vista desde el alto de Bear Mountain de 1.283 pies (391 m), el Teorema de Pitágoras determinando la distancia al horizonte debe ser 1,23 veces la raíz cuadrada de la altura en pies, el horizonte de Nueva York debería de ser invisible 170 pies (51 m) detrás de la curvatura.

Prueba 70 - Desde Washinton's Rock en Nueva Jersey, a apenas una elevación de 400 pies (121 m), es posible en un día claro de ver el horizonte de Nueva York y Filadelfia en direcciones opuestas al mismo tiempo, cubriendo una distancia total de 120 millas (193 km)! Si la Tierra fuera una esfera de 25.000 millas de circunferencia (40.076 km), ambos horizontes deberían estar ocultos detrás de la curvatura de la Tierra más de 800 pies (243 m).

Prueba 71 - A menudo es posible ver el horizonte de Chicago desde al nivel del mar a 60 millas (96 km) de distancia a través del lago Michigan. En 2015, después de que el fotógrafo Joshua Nowicki fotografió este fenómeno, varios canales de noticias afirmaron rápidamente que su imagen era un "espejismo superior", una anomalía atmosférica causada por inversión térmica. Mientras que éstos ciertamente ocurren, la línea del horizonte en cuestión estaba hacia arriba y claramente visible a diferencia de un espejismo ilusorio nebuloso, y en una Tierra de 25.000 millas de circunferencia (40.076 Km) debería de estar 2,400 pies (731 m) por debajo del horizonte.



Refutaciones:
No está claro en la descripción de la Prueba 67 desde qué lugar de la isla se hace la observación. A poco de salir del puerto hay alturas importantes

A 62 metros de altura la distancia de horizonte óptico (con un índice de refracción de 1.2) es de 33,7 Km. Para los 21,3 km que faltan, la parte que queda recortada por el horizonte es de 24,7 metros. Si la ciudad está a 80 metros por encima, es lógico que toda la ciudad pueda verse.

Para ver el Great Orme desde la Isla de Man se debe ascender al menos 64 metros. lo que no presenta ningún inconveniente considerando las alturas que rodean a la ciudad.


Hay un importante error de planteo en la Prueba 68: La distancia desde Apple Pie Hill hasta Filadelfia es de unas 31 millas (o 50 km) y no 40 millas (o 64 km) como se afirma en el libro de Eric Dubay.  El punto más alto de Apple Pie Hill es el Firetower. Se encuentra a 18 metros por encima de la elevación de 62m de Apple Pie Hill, por lo que deberíamos considerar un total de 80 metros (262 y no 205 pies como se indica en el libro).


Además, debemos considerar la altura de los edificios de Filadelfia. Por ejemplo, el Comcast Tower tiene 297 metros de altura, más la elevación del nivel del suelo de 12 metros resulta en 309 metros que le da una distancia al horizonte de 62.8 km. Ni siquiera hemos considerado los 62 metros del Apple Pie Hill. Los edificios más altos de Filadelfia deben ser visibles desde la colina bajo condiciones claras.

Extrañamente, hay un error similar en el planteo de la Prueba 69. La distancia entre Harriman State Park Bear Mountain no es de 60 millas (o 96 km) como se afirma en el libro, sino de solo 37 millas (o 59.7 km) hasta el Empire State Building.


Si consideramos la altura de 391 metros, tenemos más de 70 km de distancia hasta el horizonte, más que suficientes para hacer visible Manhattan, aun sin considerar los 12 metros de altura del terreno en el lugar del emplazamiento del Empire State.

La Prueba 70 también tiene mal consignadas las distancias: Desde Washington's Rock hay unos 40 km hasta la isla de Manhattan y 80 km a Filadelfia (totalizando 120 km y no "120 millas").


Pero hay otro problema: Mirando desde Washington's Rock, sin embargo, sólo se puede mirar en una dirección (ver imagen 360º), que es sureste. Ni Nueva York (NE), ni Filadelfia (SW) se encuentran en esta dirección.

La foto que ilustra la Prueba 71 es uno de los clásicos del género. Lo que sucede aquí se debe a la refracción. Se puede ver que la fotografía está tomada estando el sol muy bajo cerca del horizonte (se nota por el color rojo del cielo). Resulta que la onda roja es la que más refracción sufre, por eso se ve durante el amanecer y el ocaso, momentos en que el sol está oblicuo y la cantidad de atmósfera a atravesar es máxima, lo que hace que el índice de refracción sea también máximo. Probablemente en esta situación estemos ante un índice refractario de 1,5.

Además la fotografía está tomada desde una altura bastante considerable, no desde el nivel del lago. Eso es más que evidente.

Comencemos por señalar que hay dos trabajos realizados por Nowicki mostrando el skyline de Chicago, tomados desde dos lugares diferentes. Uno de ellos desde las dunas Warren.


Lo que sucede aquí se debe a la refracción. Se puede ver que la fotografía está tomada estando el sol muy bajo cerca del horizonte (se nota por el color rojo del cielo). Resulta que la onda roja es la que más refracción sufre, por eso se ve durante el amanecer y el ocaso, momentos en que el sol está oblicuo y la cantidad de atmósfera a atravesar es máxima, lo que hace que el índice de refracción sea también máximo. Probablemente en esta situación estemos ante un índice refractario de 1,5.


Para una altura del observador de 1,8m y sin considerar refracción alguna, Chicago solo debería estar oculto por unos 498m dada su distancia de casi 85 km, como podemos ver  a continuación:

SIn embargo, hay que considerar que la fotografía está tomada desde una altura bastante considerable. Eso es más que evidente. Como ya se señaló la fotografía no fue tomada desde la playa, sino sobre las dunas, a unos 64 m de altura, tal como relata el autor de la fotografía: 
Aquella tarde, estando en la parte más alta del parque Warren Dunesestaba ansioso por ver si el fenómeno se producía. Era primavera y el agua del lago estaba muy fría. Mirando al horizonte, una línea negra empezó a aparecer. Era la inversión de temperatura. Podía ver el efecto de lente producido por la atmósfera. En ocasiones los edificios aparecían deformados, e incluso cabeza abajo, dependiendo de como se encontrasen las condiciones atmosféricas.

Considerando la diferencia de altura entre la cima de las dunas y el lago (240-176 metros) resulta que Nowicki estaba a unos 64 metros sobre el nivel del lago, si consideramos además la estatura de Joshua Nowicki, resulta un valor que redondearemos en 65 metros.Siendo así el caso,  podemos rehacer el cálculo:


Ahora resulta que la parte oculta se reduce a solo 243 metros. Tampoco olvidemos que Chicago se eleva al menos unos 6 metros sobre el lago. Hay que notar que no se está viendo la ciudad completa: Una buena parte de los rascacielos, así como los edificios más bajos, quedan ocultos detrás de la línea del horizonte.

Concentrémonos ahora en el segundo trabajo de Nowicki, que es el mencionado por Dubay en su "Prueba": Realizado en mayo de 2016, es más interesante porque la distancia es mayor (casi 100 km) y desde una menor altura para el fotógrafo.



Chicago solo puede verse desde St. Joseph en determinadas ocasiones en las que las condiciones climáticas son apropiadas. Si la Tierra fuese plana, podría verse siempre que el aire estuviese lo suficientemente claro. Pero esto no es así.

Comencemos por señalar que es falso que haya sido tomado desde la orilla del lago. El propio Nowicki aclara en su canal de Youtube que fue tomado desde el Whitcomb Senior Living Community in Saint Joseph, tal como puede apreciarse en la presentación que hace del video, como puede apreciarse en la imagen precedente.

Se trata de un edificio de varios pisos, cuya base se encuentra a 11 metros por sobre el nivel del lago. Este es un detalle que Dubay no podía desconocer, ya que se aclara, como ya se dijo, en el propio canal de Youtube del fotógrafo. O Dubay miente, o es muy descuidado en sus investigaciones.


Si sumamos la elevación desde el nivel del lago, nos sale una elevación  total de unos 46 metros hasta la azotea del hotel. Llegados a este punto, nos toca hacer el cálculo geométrico de por cuánto es la caída por curvatura, y cuánto debería ocultarse la Torre Willis. Ya tenemos la elevación aproximada, unos 46 metros en la azotea para el fotógrafo sobre el nivel del lago. La distancia entre ambos puntos es de unos 95 kilómetros. 


El cálculo nos muestra, que la zona oculta de la Torre Willis es de unos 394 metros. Así que la torre casi no debería verse, y los otros edificios que se observan en el vídeo, estarían totalmente ocultos.


Como el propio Nowicki afirmaba en una entrevista a “abc news” aquel día había una fuerte inversión térmica en las capas de la atmósfera. Aire caliente por encima de una capa de aire muy frío. La variación de la temperatura, produce una variación en la densidad, y esto provoca la refracción le la luz.


De esta manera, tendremos en este punto que calcular el coeficiente de refracción, ya que la luz que vemos, se propaga por la atmósfera, y tiene diferentes densidades a diferentes altitudes. Así que la luz puede curvarse por la superficie terrestre, dejándonos ver lugares o edificaciones que estarían ocultas por nuestro horizonte geométrico, y que de lo contrario, no podrían verse.


No abrumaré al lector con todo el desarrollo del cálculo, aunque si desea examinarlo paso a paso, puede hacerlo siguiendo este enlace. Cómo resultado, ¡ahora la zona oculta es de solo unos 265 metros! En definitiva, con un coeficiente de refracción usando valores estándar, vemos que sí es posible obtener una vista de la ciudad como aparece en el vídeo, a 95 kilómetros de distancia. Cómo la atmósfera tiene variaciones, las condiciones se pueden prestar incluso, para que se pueda ver, más de la zona que debe estar oculta con este nuevo valor.


2 comentarios:

  1. Pero sigue en pie la pregunta principal. ¿Hasta que punto sus mentiras son consecuencia de su ignorancia o de su mala fe que "justifican" por razones ignotas?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no es algo que yo pueda responder... deberías preguntarle a él.

      Eliminar

Comentarios soeces, insultos, amenazas, etc. Serán rechazados. Tienes libertad para publicar, pero no debes desperdiciarla.

Comentarios anónimos podrán ser publicados pero no serán respondidos.