domingo, 12 de marzo de 2017

Demostración XIII de la Tierra esférica

Durante siglos los navegantes que navegan los océanos en el hemisferio norte han utilizado la Estrella del Norte (Polaris) para determinar su latitud.



Para cualquier punto entre el ecuador y el Polo Norte, la latitud se obtiene simplemente midiendo la altitud de Polaris. Por ejemplo, a la latitud 30°N, Polaris se puede ver 30° por encima del horizonte. Desde la latitud 53°N, Polaris está 53° por encima del horizonte. Si vemos a Polaris en un ángulo de 5° por encima del horizonte, estás en la latitud 5°N, y así sucesivamente.

Debido a la esfericidad de la tierra, la altitdud
de Polaris en coincidente con la latitud del observador

la relación entre la posición latitudinal y la altitud aparente de Polaris se debe no sólo a la distancia y ubicación de la estrella sobre el polo norte, sino también a la forma esférica de la Tierra.

Los astrónomos han determinado que Polaris está a 323 años luz de la tierra. Esta distancia extrema tiene dos efectos importantes:

Es la razón por la cual la estrella parece estar estacionaria, directamente sobre el polo norte durante todo el año, a pesar de la órbita anual de la Tierra alrededor del Sol.

Los rayos de luz de Polaris son prácticamente paralelos cuando el alcance de la tierra. Esto significa que toda la luz de Polaris encuentra la tierra en el mismo ángulo, 90 ° con respecto al plano ecuatorial de la tierra.

La gran distancia de Polaris no es una suposición arbitraria. Como se explica más adelante, tiene que estar muy lejos para producir los ángulos en los que se observa desde la tierra.

Los elefantes que sostienen la Tierra Plana protestarán insistiendo con su antiguo argumento de que es imposible que Polaris aparezca siempre por encima del Polo Norte, considerando que la tierra está viajando alrededor del sol a lo largo de una trayectoria orbital de 940 millones de kilómetros de circunferencia. Este argumento es en realidad irrelevante con respecto a la forma de la tierra y es simplemente un argumento (malo) para una tierra estacionaria. Como se verá a continuación, incluso si la Tierra estuviera estacionaria, su forma sólo puede ser esférica.

Sin embargo, los tierraplanistas simplemente carecen de entendimiento de la geometría del modelo heliocéntrico. La distancia que la tierra viaja durante su órbita anual es minúscula en comparación con la distancia de Polaris de 10.192.900 veces el diámetro de la órbita terrestre alrededor del sol. Para que se comprenda mejor, eso significa que si el diámetro de la órbita de nuestro planeta midiera solo UN METRO, Polaris estaría a 10.192,9 kilómetros de nosotros. Esto explica perfectamente por qué no apreciamos movimiento alguno.

Para poner eso en perspectiva, imagine que está mirando hacia delante a una lejana montaña situada a 100 kilómetros de distancia. Ahora muévase ocho milímetros a la izquierda. Obviamente, todavía está mirando directamente a la montaña. Si usted representa a la tierra y la montaña a Polaris, esa distancia de 8 mm es el equivalente del cambio en la posición relativa de la tierra después de seis meses de órbita.

Si la tierra fuera plana, y observadores ubicados cada 15º observaran a Polaris, tendríamos un grave problema, ya que estarían mirando hacia distintos lugares del cielo:

Interesante, verdad?

Para terminar, les dejo el video de Phillips John referido al mismo tema



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios soeces, insultos, amenazas, etc. Serán rechazados. Tienes libertad para publicar, pero no debes desperdiciarla.

Comentarios anónimos podrán ser publicados pero no serán respondidos.