domingo, 20 de noviembre de 2016

Refutaciones 166 a 170 a las "200 Pruebas de que la tierra no es una esfera que gira"

Prueba 166 - El "Satélite de Comunicaciones Geoestacionario" fue creado por primera vez por el escritor masón de ciencia ficción Arthur C. Clarke y supuestamente se convirtió en hecho científico sólo una década más tarde. Antes de esto, los sistemas de radio, televisión y de navegación como LORAN y DECCA ya estaban bien establecidos y funcionaban correctamente usando sólo tecnología terrestre. Hoy en día enormes cables de fibra óptica conectan a Internet a través de océanos, las torres de telefonía gigantescas triangulan las señales GPS, y la propagación ionosférica permite a las ondas de radio que se reboten sin la ayuda de la ciencia-ficción best-seller conocido como "satélites".



Prueba 167 - Los satélites están supuestamente flotando en la termosfera, donde las temperaturas se afirma estar a más de 4.530 grados Fahrenheit (2.499 ºC). Los metales utilizados en satélites, sin embargo, como el aluminio, oro y titanio tienen puntos de fusión de 1.221 (660 ºC), 1.948 (1.064 ºC), y 3.034 (1.668 ºC) grados respectivamente, temperaturas mucho menores de lo que pudiesen aguantar.

Prueba 168 -  Se han encontrado que los llamados teléfonos "satelitales" tienen problemas de recepción en países como Kazajstán, con muy pocas torres de telefonía móvil. Si la Tierra fuese una pelota con 20.000 satélites circundantes, tales apagones no deberían ocurrir regularmente en las zonas rurales de campo.

Prueba 169 -  Las llamadas antenas "parabólicas" de televisión están casi siempre colocadas en un ángulo de unos 45 grados hacia la torre repetidora terrestre más cercana. Si las antenas de televisión estuviesen en realidad recogiendo las señales de los satélites a más de 100 millas en el espacio, la mayoría de las antenas parabólicas de televisión "satelital" deberían estar apuntando más o menos rectas hacia el cielo. El hecho de que las antenas "parabólicas" nunca están apuntando hacia arriba y casi siempre colocadas en un ángulo de unos 45 grados demuestra que están captando señales terrestres con base en tierra y no "satélites del espacio exterior."



Prueba 170 -  La gente incluso afirma ver satélites con sus propios ojos, pero esto es ridículo teniendo en cuenta que son más pequeños que un autobús y supuestamente a más de 100 millas de distancia; Es imposible ver nada tan pequeño y tan lejos. Incluso con el uso de telescopios, nadie pretende discernir la forma de satélites, sino más bien los describen como luces móviles pasajeras, que podrían ser fácilmente cualquier otra cosa, desde aviones, aviones no tripulados, drones, estrellas fugaces, u otros objetos voladores no identificados.


Refutaciones:
Prueba 166: Comencemos por decir que es inexacto que Arthur Clarke haya "Creado por primera vez el satélite de comunicaciones", en primer lugar porque eso implicaría que fue creado más de una vez, y en segundo lugar, que lo que hizo fue publicar su artículo técnico "Extra-terrestrial Relays" en la revista especializada "Wireless World", en el cual sentó las bases de los satélites artificiales en órbita geoestacionaria (llamada, en su honor, órbita Clarke), una de sus grandes contribuciones a la ciencia del siglo XX.

Mencionados los sistemas LORAN y DECCA, sería oportuno hacer una breve reseña acerca de ellos.

LORAN (del inglés LOng RAnge Navigation, navegación de largo alcance) es un sistema de ayuda a la navegación electrónico desarrollado durante la Segunda Guerra Mundial que utiliza el intervalo transcurrido entre la recepción de señales de radio transmitidas desde tres o más transmisores para determinar la posición del receptor.

El sistema LORAN es utilizado en muchos países, entre ellos los Estados Unidos de América, Japón y varios países europeos. Rusia utiliza un sistema casi idéntico llamado CHAYKA, que usa la misma banda de frecuencias. El uso de LORAN está decayendo rápidamente, siendo reemplazado por GPS. El 8 de febrero de 2010 EE. UU. canceló definitivamente el sistema, manteniendo tan solo las cadenas compartidas con Rusia y Canadá, hasta que los acuerdos bilaterales cesen.

DECCA Es un sistema similar al LORAN, de menor alcance aunque más preciso. Ante la competencia del sistema GPS, DECCA suspendió su servicio entre los años 2000 y 2001.

El sistema de posicionamiento global (GPS por su sigla en inglés) basado en el uso de satélites, ha desplazado completamente a estos métodos.


Para comprender el tema propuesto en la Prueba 167, debemos entender qué es la temperatura. Es la cantidad de energía ligada en el movimiento de los átomos. Y es cierto que hay átomos de movimientos fuertes en la altura de la órbita de muchos satélites. Se llama la termosfera y es bien conocido por la ciencia.

Sin embargo, ya que hay sólo unos pocos de estos átomos "calientes" en cada metro cúbico de espacio alrededor de los satélites, no tienen ningún efecto. Como dijo alguien, es como intentar calentar un portaaviones con la llama de un encendedor para cigarrillos.

El gas altamente diluido en esta capa puede llegar a 2500 ° C (4530 ° F) durante el día. A pesar de que la temperatura es tan alta, uno no se siente caliente en la termosfera, porque está tan cerca de ser un completo vacío que no hay suficiente contacto con los pocos átomos de gas para transferir tanto calor. Un termómetro normal marcaría significativamente por debajo de 0 °C (32 °F).


Dubay hace una afirmación sin documentación que la avale en su Prueba 168, por lo que es incomprobable.

Los satélites geoestacionarios tienen una limitación de su uso en latitud, en general desde 70 grados al norte del ecuador a 70 grados al sur del ecuador. Este es el resultado de la altura tan baja sobre el horizonte de los satélites, aumentando las posibilidades de interferencia terrestre y otras emisiones en las mismas bandas de frecuencia.

Otra desventaja de los sistemas de satélites geoestacionarios es que en muchas áreas, la línea de visión entre el teléfono y el satélite se rompe por obstáculos como montañas. El usuario tendrá que encontrar un área con la línea de visión despejada antes de utilizar el teléfono. Este no es el caso de los servicios LEO (Low Earth Otbit): incluso si la señal es bloqueada por un obstáculo, uno puede esperar unos minutos hasta que otro satélite pase por encima, pero un satélite LEO en movimiento puede interrumpir una llamada cuando se pierde la línea de visión.


Están las antenas de televisión orientadas de la manera que afirma Dubay en su Prueba 169? Definitivamente, NO

En primer lugar, téngase en cuenta que los satélites geoestacionarios SIEMPRE están en órbita sobre el ecuador, así que cuanto más lejos de éste se encuentre la antena receptora, más bajo sobre el horizonte se hallará el satélite, obligando a orientar la antena en consecuencia.

En la imagen podemos ver dos antenas de televisión satelital: una ubicada en Argentina (izquierda) y otra instalada en Colombia (derecha). Le parece a usted que están orientadas de la misma manera?


Y... ya que hablamos de antenas, a qué suponen que están apuntando estas?


Aunque no tiene estrictamente relación con esta prueba, es una buena oportunidad para mencionar un punto interesante: Según los terraplanistas, el espacio exterior no existe. No existen los planetas. No existen las estrellas... todos esos puntos de luz están fijos en el domo (bueno, fijos no, ya que giran alrededor de los polos cada 24 horas...) entonces... a qué estarán apuntando estas otras antenas de radiotelescopios?


En la Prueba 170 habla sobre la imposibilidad de ver los satélites a pesar de que la gente afirma poder verlos. Lo único que demuestra Dubay en su "prueba" es que ÉL no lo ha hecho. Muchas de las mismas aplicaciones y sitios web que hacen un seguimiento de la ISS también informan el paso de los satélites de comunicación telefónica como los del sistema Iridium, y sí, se puede comprobar esto con el ojo desnudo, o con binoculares.

Lógicamente, no se pueden ver los satélites propiamente hablando pero tienen grandes antenas altamente pulidas y, a menudo reflejan el sol. Esto se conoce como "llamaradas" Iridium. Cualquier lector de mente abierta y bastante paciencia puede mirar hacia arriba y tratar de buscarlos por sí mismo. ¡Ver para creer!



Una reflexión final: Aunque lo manifestado por el Sr. Dubay en estas pruebas fuera cierto -que no lo es- de todas maneras ¿Cómo probaría eso que la tierra es plana? No olvidemos que él las presenta como "Pruebas de que la tierra no es una esfera que gira". En el mejor de los casos apenas podría poner en duda la existencia de los satélites, pero de ninguna manera establece ningún argumento que hable de la planitud terrestre.
.

2 comentarios:

  1. toma un smarphone de 2a mano, ponlo a transmitir en vivo y lanzalo a la estratosfera y ya es un satelite que transmite todo lo que ve, solo agregale una ap para controlarlo a distancia y una celda solar que cargue la bateria y ya tienes un satelite del tamaño de tu mano

    ResponderEliminar
  2. Nos quejamos de la manera que tiene esa gente de concebir nuestro querido planeta, pero... Ya vereis ya cuando lleguen los extraterrestres con su especial y "retorcida" forma de pensar, entonces sentireis la necesidad de tener un terraplanista cerca de vosotros para que os consuele con sus "tonterias"....

    ResponderEliminar

Comentarios soeces, insultos, amenazas, etc. Serán rechazados. Tienes libertad para publicar, pero no debes desperdiciarla.

Comentarios anónimos podrán ser publicados pero no serán respondidos.